Trabajos en el sector norte de los Ojos de Mar de Llolleo provocaron protesta de vecinos y grupos ambientalistas

Compartir

·Unas 50 personas se manifestaron en el lugar reclamando por trabajos que afectan al humedal y bloquearon el acceso al puerto.

El inicio de los trabajos para instalar una reja en el sector norte de los Ojos de Mar de Llolleo desencadenó la reacción de vecinos de las poblaciones Juan Aspeé y San Pedro y de los grupos ambientalistas que protegen este espacio natural.

Unas 50 personas se manifestaron esta tarde y bloquearon el acceso a las instalaciones portuarias.

Durante la jornada del martes máquinas comenzaron movimientos de tierra en el límite norte de los cuerpos de agua con las instalaciones del puerto de San Antonio, trabajos que fueron detenidos por las personas que luchan por la conservación del humedal.

Las organizaciones explicaron que solicitaron a la Empresa Puerto San Antonio una reja de no más de un metro y medio de altura para el sector sur de los Ojos de Mar, para evitar que los camioneros boten basura y orinen en el sector y proteger a las aves de ataques de perros. Según su versión la petición planteada hace más de un año no se concretó.

Las obras, que de acuerdo a la información de los ambientalistas, son de una reja que delimitará los Ojos de Mar “tendrá 3 metros de alto, lo que provoca un daño visual y también perjudica a las aves en sus vuelos. Además es un mirador para aves rapaces que atacan a aves más pequeñas. Tienen expertos ambientales y no los usan”.

GANAN METROS

Además reclamaron que esta reja traspasó los límites entre el espacio natural y las instalaciones portuarias. “Estarían ganando como 10.7 metros a través de unos 200 metros de largo. Por eso protestamos, porque nadie consulta nada, hacen  lo que quieren y se toman metro tras metros”, argumentó la Organización Ojos de Mar.

Las agrupaciones recordaron que desde que se ingresó el proyecto del Puerto Exterior al Servicio de Evaluación Ambiental el 8 de mayo “la empresa (Epsa) no puede hacer obras en los terrenos de AI (área de Influencia) sin tener los permisos y resoluciones del sistema de evaluación ambiental y de instituciones fiscalizadoras correspondientes”.

La Organización Ojos de Mar agradeció el respaldo de los vecinos de las poblaciones San Pedro y Juan Aspeé que “dicen basta a la contaminación y al alto tráfico de los camiones por el sector”.

Como conclusión final los ambientalistas pidieron a “Epsa que baje su  proyecto del Estudio del Impacto Ambiental y converse con la comunidad después  de 15 años. Tienen que trabajar con la comunidad y no a puertas cerradas con la municipalidad”.


Compartir
WhatsApp
Hola!! En qué te puedo ayudar?
Powered by